Como ser feliz con lo que tengo

Seguramente todos alguna vez nos hemos preguntado a nosotros mismos si somos felices, y hemos sentido al mismo tiempo que lo que teníamos no nos llenaba completamente. Así como también seguramente todos hayamos sentido ese vacío en el pecho que nos quería decir que nos faltaba algo. El ser humano se caracteriza por ser insatisfecho e inconformista.

Quizás hasta el ser más rico del mundo alguna vez se ha preguntado ¿cómo ser feliz? Aun teniéndolo todo, desde un automóvil último modelo hasta una mansión en el caribe. Como también se habrá hecho esa pregunta una persona de bajos recursos, que a gatas les alcanza el dinero para comer diariamente.

 

ser feliz con lo que tengo

Lo que debemos saber y reconocer la próxima vez que nos preguntemos ¿cómo ser feliz? A nosotros mismos, es que en verdad podemos ser felices con lo que tenemos, así sea mucho, poco o nada. No debemos guiarnos por lo que tenemos a nivel material, sino guiarnos por esas pequeñas cosas de la vida que nos llenan el alma.

Debemos aprender a satisfacernos con lo que nos tocó, saber disfrutarlo y ser conscientes que gente que quizás tiene mucho menos, es feliz de igual manera.

Deberíamos preocuparnos más por enfocarnos en los pequeños detalles que nos brinda la vida, como una charla con un amigo, una cena con nuestra familia, una juntada con nuestros padres, compartir unos tragos con compañeros del trabajo o un simple café con nuestro vecino en una charla barrial. Hay personas que piensan que la felicidad depende del dinero, y deben saber que están muy equivocados. Si bien el dinero nos permite llevar una vida más confortable y de mejor calidad, esto no nos asegura que seamos felices.

Entonces,¿cómo ser feliz?

Si bien es una pregunta bastante difícil de contestar, todos deberíamos coincidir en que debemos apostar, creer y querer a lo que tenemos y no desesperarnos por tener el último modelo de auto o la casa mas lujosa. La felicidad pasa por otros lugares, como disfrutar de un almuerzo en familia, unos mates con nuestra mujer, un paseo con nuestros hijos, o unas vacaciones con amigos.

Debemos aprender a valorar las pequeñas cosas que nos presenta la vida y a veces por concentrarnos en el trabajo y en ganar más dinero, dejamos pasar de largo.

Tagged: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *